Cachorrito del día

martes, 6 de abril de 2010

Aplicador para tu detergente líquido.

¿Quieres un aplicador para el detergente líquido?
Con él podrás aplicar el detergente o jabón líquido en zonas específicas de las prendas que vayas a lavar.
¿Como hacerlo?

Lo haremos con material de desecho.

¿Utilizas desodorante de roll-on?
Si es que SI, estás de suerte, pues con el envase podrás fabricarte un aplicador de detergente con el que el propio Mr. Proper se moriría de envidia.

Si es que No, busca a alguien cercano que use este tipo de desodorantes y cuando esté vacio pueda donartelo. Pero no lo compres solo para hacer esta manualidad. Se trata de aprovechar material de desecho, no de generar más residuos...

Solo has de desenroscar la parte de arriba, llenarlo de detergente o jabón líquido y...voilá! ya tienes tu aplicador!. Eso si, acuerdate de ponerle una etiqueta o de guardarlo en el armario dedicado a este tipo de productos, para evitar equivocaciones indeseables.

...Y todavia sería mejor si utilizaras tu propio jabón de lavadora. Es sencillo de hacer, fomenta el reciclaje y además es ecológico.

Que te parece? Complicado?

Echa un vistazo a la receta y verás que en muy pocos dias tendrás tu detergente listo para batallar con las manchas.

Para ello necesitas...

-4 litros de agua
-Medio litro de aceite reciclado y filtrado (yo lo filtro con servilletas)
-100 gramos de sosa caustica (99% de pureza mínimo. Fijaros bien en la etiqueta ya que muchas marcas comerciales de sosa mezclan a esta otros componentes como aluminio o zinc, y esos no los queremos. En droguerias de toda la vida podeis encontrar la solución.
-Aceites aromaticos al gusto
-Una garrafa de plastico de 5 litros

¡¡Manos a la obra!!!

Ponemos el agua en la garrafa, añadimos la sosa y la disolvemos muy bien. Entonces añadimos el aceite, ponemos el tapón a la garrafa y sacudimos a modo de maraca gigante.

Una vez bien mezclados los ingredientes la dejamos reposar y a la mañana siguiente "tocamos las maracas" de nuevo, y otra vez por la tarde... y así durante 10 ó 12 dias (o incluso más) dos veces al día: mañana y noche. Al cabo de ese tiempo será cuando el gel estará hecho.

Los aceites esenciales pueden añadirse en cualquier momento del proceso, aunque creo que lo mejor es añadirlos al final del proceso para no perder aromas por culpa de la reacción.

NOTA: la garrafa debe reposar en un lugar sin cambios de temperatura y con el tapón quitado.

Durante el proceso se diferenciarán dos capas en la garrafa; estas capas irán conviertiéndose en una sola a medida que pasan los días. El objetivo es que al final del proceso sólo se vea una capa de color blanco.