Cachorrito del día

martes, 4 de mayo de 2010

Replantea tus hábitos de compra.

Recuerdo que un artículo similar a este fué el que hizo que cambiara mi forma de comprar, y poco despues mi modo de vivir. Espeor que pueda dar luz a mucha gente que ahora la necesita.

En el Blog alternativo nos animan a replantearnos la situación, cuando vamos de compras.

Cuántas veces has salido corriendo a comprar algo que creías verdaderamente imprescindible, y después de unos días se ha quedado en un rincón sin que nadie lo utilizase?. Y paseando por tu ciudad, ¿has adquirido un objeto que casi se iba a convertir en el remedio a todos tus males y también a corrido la misma suerte? Si eres de este tipo de personas te conviene replantearte tus hábitos de compra.

"Muchas veces realizamos compras para tapar carencias de otro tipo o simplemente por un impulso. Los que se dedican al marketing conocen muy bien la compra por impulso y tienden trampas para que caigas en ellas.

¿Pero qué se puede hacer? Te aconsejamos varias cosas:

-Designar un día a la semana para hacer la compra de supermercado y de todos los artículos realmente necesarios.
-Antes de comprar algo pensarlo dos veces y preguntarse ¿realmente lo necesito? ¿cuánto tiempo lo utilizaré? ¿es un capricho o recompensa momentánea?
-Retrasa todas las compras importantes entre 2 semanas y un mes. En muchos casos comprobarás que ya no deseas hacer esa compra.
-Alternativamente jugar a ver cuánto tiempo podemos pasar sin adquirir el objeto en cuestión.
-Sustituir de forma creativa lo que se va a comprar. Por ejemplo unos botes de conserva pueden sustituir a unas pesas.
-Con estas ideas te evitarás gastos innecesarios y tu casa estará más libre de trastos


NOTA PERSONAL: Hay un truco que me funciona muy bien, en el caso de adquirir cosas que me gustan y es utilizar los cumpleaños. A lo largo del año veo cosas que me gustan y las voy apuntando en una lista (si a mi parecer no son urgentes). Cuando llega la fecha de mi cumpleaños o alguna festividad en la que la gente me pregunta "¿que quieres?", me doy cuenta que he ido tachando las cosas apuntadas pues a lo largo del tiempo me he dado cuenta de que no eran tan necesarias o realmente no merecía la pena adquirir por capricho.

¡PIENSALO!- Con este ejercicio ahorrarás dinero, ahorrarás tener trastos por casa y ganarás en espíritu crítico a la hora de comprar.

*Este ejercicio asegura un contacto mas directo con uno mismo, mas conocimiento interior y junto con otros ejercicios fáciles de realizar ayuda a encontrar la felicidad en el interior de cada uno.