Cachorrito del día

martes, 15 de septiembre de 2009

La luciernaga vuelve a su cueva

Hola amigas y amigos:

Espero que vuestras vacaciones hayan sido tan fastuosas

y las hayais podido aprovechar como más las necesitárais.
Yo por mi parte andé en casa haciendo un poco de Feng- shui

(en si llamo Feng-shui a hacer limpieza de objetos
que obstaculizan la buena energia de mi casa).

¿Os habeis preguntado alguna vez porqué sentís que no avanzais?
Si vuestra energía "no avanza"..., si os sentís
estancad@s
y con sensación de que todo el mundo evoluciona menos vosotr@s...,
echad un vistazo a vuestro armario o quizas a esa habitación
a la que no le caben mas trastos.
Mirad en los altillos, cajones y rinconcitos

en los que solemos almacenar.

A
much@s de nosotr@s nos han enseñado a almacenar.
El almacenamiento en exceso, el guardar indiscriminadamente....
Ese objeto que guardamos y que ya nada tiene que ver con nosotros
está robandole el sitio a algo de nuestra vida actual.
Algo que debe llegar y no llega...porque no tiene "sitio".
Sea algo físico o un acontecimiento.




Si cada vez que miras ese peluche que te regaló Joselito y recuerdas cuantas veces te dejó plantada o la faena que te hizo...
Si todavia guardas ese utensilio raro que te dijiste: algun día lo usaré (pero que desde que lo dijiste han pasado 5, 6 o 7 años y ahí sigue, sin usar. Y ademas ni te acordabas de su existencia...hasta que lo encontraste).


Esas son las cosas que hay que "destinar".
"Desechar" sin mas no es la solución.
Casi debiera ser el último recurso.

Tratemos a esos objetos con algo más de dignidad
y en lugar de echarlo todo a la basura,
al menos pensemos si pueden ser de utilidad a alguien,
si podemos venderlo (en el mejor de los casos),
transformarlo y ya por último,

si nada de lo anterior podemos aplicar al objeto,
depositemoslo en el reciclaje.



Al principio es raro, muy raro, deshacerse de objetos,
sobretodo si siempre lo has guardado "como recuerdo de...."

Recuerdo la primera vez que hice Feng Shui:
Muuuuchas cosas en mi armario, mucho trasto.
Tanto... que daba pereza solo pensar en organizarlo.
Un dia dije: Ya está bien!!.
Y decidí comenzar poco a poco. primero una caja,

luego una bolsa,
repleta de cosas que aún guardaba de mi adolescencia.
Cosas que nada contaban a la persona que soy hoy en día,
nada que pudiera servirme de utilidad...excepto algunas cosas.


Cuado pensé en deshacerme de aquellas cartas de aquel novio
que tantas emociones me hizo sentir,
pero que tanto dolor me habia provocado

y tanto tiempo me habia costado superar....
Cuando pensé en tirar sus cartas y escritos...me costó.

Pero lo hice.
Cuando ya llevaba varios de esos objetos desechados
(esos objetos que pensaba que no tiraría nunca jamás en mi vida)
pues comencé a sentirme mejor. Y vi que no eran tan importantes para mí.
En fin...no puedo hacer recuento de todos los objetos

de los que me separé aquella tarde,
lo que si recuerdo es una frase que no se si la leí o se me ocurrió ,

pero es bien cierta:

"DESPUES DE HACER fENG-SHUI,
SI NO RECUERDAS TODO LO QUE HAS ELIMINADO,
ES QUE LO HAS HECHO BIEN".


El claro ejemplo está en cuando me mudé con mi novio a nuestro piso.
La comodidad de tener a mis padres en la casa de al lado es
que dejé todas mis cosas en mi habitación y les dije:
"Buenooo...me las llevaré poco a poco."

Pasó el tiempo y yo ya vivía con mi novio mas de un año
y mi madre de vez en cuando me dejaba caer:
"A ver si te llevas todo lo de tu cuarto y puedo organizarlo por fin".
Y despues de darle multitud de veces la larga de...
"valeeee, un dia de estos recojo mis cosas", pues lo hice.


Cuando comencé a mirar todo lo que me habia dejado allí... fué increible!!!:
cajas y cajas, mochilas, bolsas....llenas de cosas que ni recordaba.
Había estado tan bien viviendo en mi casa nueva sin trastos...
Habia estado tan bien que me dió que pensar. Y allí mismo hice Feng-shui.
Pero tambien me llevé cosas a casa. Y aun tengo cosas por organizar.
Pero os puedo asegurar que desde la primera vez que comencé
a seleccionar objetos que guardar y objetos que destinar,
pues mi vida ha cambiado mucho (y a mejor).

Las cosas que guardé en su día con apego,
hoy las observo y no me dicen nada,
por lo que vuelvo a pensar donde o a quien destinarlas.

Claro está, siempre habrá cosas importantes para mi,
como mis libretas con escritos, mi música...sobretodo cosas creativas.
Y esas cosas de momento permaneceran conmigo...
...pero no puedo deciros hasta cuando.

Amig@s de la Luciérnaga y su cueva,

os deseo una agradable semana llena de plenitud y felicidad,

llena de momentos entrañables y amor...mucho amor,

que es tan necesario en estos tiempos que corren.


Un abrazo para tod@s!!

y gracias por vuestros saludos y comentarios!!!

7 comentarios:

Mery dijo...

Oceana me alegro que hayas vuelto y que lo pasaras tan bien, yo tambien hago de vez en cuando Fen-shui como tu lo llamas, y ahora que me acuerdo ya me va haciendo falta de nuevo aunque a un poco menos escala, jajajajaja. La primera vez no te puedes imaginar, lo que regale, lo que di, lo que ofreci y por ultimo lo que recicle, y al final como bien dices se puede vivir sin todo ello.


Un saludo.

Mery dijo...

Se me olvidaba decirte que tambien como comente en una entrada de mi blog es igualmente necesario hacer limpieza, Fen-shui como tu lo llamas, de la mente y de muchas cosas que no necesitamos. Mi marido dice que cada dia me preocupo menos de las cosas y yo le digo que solo de lo que me tengo que preocupar.


Bueno que me enrollo y no acabo, jajajajaja, un saludo y gracias por todo.

Oceana dijo...

Gracias Mery:

Comparto contigo eso de "ocuparse de lo que hay que ocuparse".
Realmente pienso que tanta acumulación de objeto nubla nuestra mente y hace gasto de energia innecesaria.
Cada vez siento menos apego a los objetos y por consiguiente cada dia estoy mas segura (o asi me siento) mas libre tambien, la verdad.

besos wapa, que tengas buena tarde.
Yo aqui comiendome mi sandwich de crema de algarroba (es como una nocilla pero sin cacao ni conservantes ni colorantes)Riquiiiiiiiiiisimo.

Cris Purrusalda dijo...

que entrada tan bonita!! llevo varios años haciendo esto de vez en cuando, debido a un proceso personal y a varias mudanzas, a veces es durillo pero es liberador. Tengo una amiga que dice que si guardas algo por tres años y no lo has utilizado, debes deshacerte de ello porque no lo necesitas.

MAYJO de elbauldesilvia dijo...

Me ha encantado tu entrada y tienes toda la razón, hay que liberarse de lo que no nos hace falta y ponerse al día. Besitoss.

troy dijo...

PRECIOSA entrada!! ^^

Oceana dijo...

Muchas gracias, chicas!!!! me alegro un monton que os haya gustado el texto!! un besito!